imagen-articulo-seguridad-web

Tu web es el principal escaparate de tu negocio.

Cualquier usuario del mundo puede tener acceso a tu escaparate sin ninguna dificultad, y lo que es mejor, conocer tu producto. Esto ha permitido a pequeñas y medianas empresas poder expandir su negocio mas allá de sus fronteras.

Hace algunos años las empresas contrataban a una externa para que esta le diseñase y presentase un sitio web. Estas webs se encontraban estáticas y sin apenas cambios hasta que un largo tiempo después se volvía contratar a una empresa externa con el fin de renovar o hacer cambios en la web. Hemos avanzado de tal forma en esta última década que las webs han pasado de ser estáticas y con pocos cambios a estar “vivas” y en constante evolución. 

Ahora mas que nunca los sitios web necesitan un mantenimiento periódico, ya que además de los cambios estéticos o de contenido que se quieran realizar, hay  una serie de normativas referentes a paginas webs, actualizaciones de software, mejoras técnicas, errores de código o problemas de seguridad, etc.

El mal funcionamiento de una web puede deberse a diversos factores. La actualización de complementos o plugins debe realizarse a menudo, ya que no hacerlo podría llevar a problemas de seguridad o fallos en el funcionamiento. 

Una copia de seguridad de tu sitio web puede ser una salvación si nos encontramos con una amenaza imprevista. Puede ser mensual, semanal, diaria o a tiempo real. Se recomienda la realización de copias de seguridad automáticas y completas en tiempo real para asegurar totalmente los datos y la información de nuestra web. Cierto es que para muchas webs no es necesario realizar una copia de seguridad en tiempo real porque no se realizan cambios o actualizaciones de forma permanente.

También suelen encontrarse errores de código, por lo que es crucial revisarlo y analizarlo con frecuencia con el fin de detectar y solucionar cualquier problema de seguridad.

Como ya sabemos, nuestra web puede ser victima de cualquier ataque malicioso, brecha de seguridad, fallo de funcionamiento, perdida de rendimiento, etc. Por esta razón debemos vigilar nuestro sitio web con el fin de detectar lo antes posible estas incidencias y subsanarlas. Algunas empresas ofrecen una monitorización de tu web 24 horas, 7 días a la semana. Así se detecta cualquier fallo de funcionamiento interno o externo, ya sea de accesibilidad, de velocidad de carga, enlaces rotos, complementos, etc. 

Otro aspecto a tener en cuenta es la velocidad de carga de la web. Por lo general, los usuarios aguantan cada vez menos el tiempo de espera de carga de una página web, si la web es lenta, el usuario se va, y habremos perdido un cliente potencial. Si quieres tener un sitio web rápido y ágil debemos realizar un mantenimiento exhaustivo desinstalando componentes que ya no se usen o que ralenticen la web, contratando un buen hosting o usando plugins que mejoren la velocidad de sitio web.

Ya que hacer el mantenimiento de nuestra web no es tarea fácil si no se tienen los conocimientos necesarios para realizarlo correctamente, la mejor opción es poner tu web en manos de profesionales y así poder dedicarle mas tiempo a tu negocio sin preocuparte de tu sitio web, ya que estará seguro y funcionando a pleno rendimiento. 

Si contratas un servicio de mantenimiento y seguridad web para tu empresa, no tendrás que preocuparte por el estado ni el funcionamiento de tu web, así podrás centrarte en otros aspectos de tu empresa o negocio, tu sitio web estará completamente actualizado y a la larga probablemente ahorres mas dinero que tratando de solucionar tu mismo los problemas de tu web.

 

Reader Interactions